domingo, 9 de enero de 2022

La Vorágine

 

¡Hola! ¿Qué tal están?

El caucho es un polímero elástico, materia prima para la fabricación de neumáticos y de otros productos importantes para la sociedad moderna. En un comienzo se obtuvo a partir de una emulsión lechosa llamada látex procedente de la savia de un cierto número de plantas, y eso se mantuvo hasta que durante la Primera Guerra Mundial los químicos alemanes lograron sintetizarlo a partir del butadieno. El caucho sintético, sin embargo, no hizo disminuir la extracción de látex de las plantas debido a su enorme demanda, y por eso incluso en nuestros días éste se continúa obteniendo de la misma manera.

Es precisamente la invención del neumático por John Dunlop en 1887 lo que hizo del caucho un producto valioso, hasta tal punto que se le comenzó a considerar como el oro blanco de la selva suramericana. Por esas fechas el caucho natural era la única fuente disponible y, como siempre suele suceder en esos casos, pronto apareció gente sin escrúpulos con deseos de enriquecerse produciéndolo. El hecho de que las plantas capaces de servir para la obtención del látex crecieran en lo profundo de la intrincada selva amazónica no resultó en un impedimento, como podría pensarse, sino más bien en todo lo contrario, y las compañías que se dedicaron al negocio supieron aprovechar ese aislamiento perfectamente y contrataron como capataces a hombres dispuestos a todo para conseguir la mano de obra local, los indios del amazonas, o para obligar a otras personas, muchas veces por medio de engaños, a convertirse prácticamente en esclavos. Pero los que más sufrieron fueron, sin duda, los indios del Amazonas, y las atrocidades cometidas por los criminales empleados de las compañías caucheras no tardaron en ser reveladas de un modo u otro por la gente consciente de la época.

El escritor colombiano José Eustasio Rivera (1888-1928) fue una de esas personas, y por eso es conocido no sólo por su obra poética. En la novela La vorágine, que salió a la luz el 25 de noviembre de 1924, se exponen crudamente las duras condiciones de vida de los colonos durante la llamada fiebre del caucho, así como la esclavización de los indígenas de la región de la Amazonia. El libro está considerado además como un clásico de la literatura de Colombia y de Hispanoamérica dentro de la corriente del modernismo latinoamericano, aun si también se lo puede incluir en el costumbrismo, por la recreación que se hace en sus páginas de las culturas rurales.

 


La trama de la novela nos lleva con Arturo Cova, primero a las llanuras orientales, a donde éste va con su novia, Alicia, para liberarse de las convenciones sociales de la sociedad de la capital colombiana de principios del siglo XX. La llanura representa la libertad perdida y Cova hubiera permanecido en ella de no ser por la ruptura con Alicia y la noticia de su entrada en la selva. La recuperación de Alicia es el pretexto para que Arturo Cova deba internarse a su vez en los dominios de los caucheros y revelarnos ese mundo lleno de crueldad y de personajes pintorescos.

En cuanto a su estilo, la novela destaca por sus paisajes verbales y el detalle de las situaciones de violencia; y eso no es lo único que la distingue de otras obras de la época. En ella fue superado el argumento con un solo plano narrativo y en lugar de estar formada por una sola historia se entremezclan varias de ellas, como las del cauchero Clemente Silva en busca de su hijo, la de Fidel Franco, y la de Helí Mesa. En resumen, La vorágine es una novela impecablemente escrita y digna de dedicarle un tiempo y leerla por su profundo contenido, y es por eso que es una de mis favoritas y les recomiendo su lectura.

Y antes de terminar no puedo dejar de mencionar que La vorágine también ha sido llevada a la pantalla.

En primer lugar, debo decir se le realizó una película en México, dirigida por Miguel Zacarías, a pesar de titularse ésta Abismos de amor (1949); y en segundo lugar, en 1975 volvió a representarse, cuando la empresa colombiana de televisión RCN le hizo una versión en formato de telenovela.

Me gustaría poder leer sus comentarios acerca de su experiencia con la lectura de esta obra literaria.

¡Hasta pronto!

 

 

La gravedad del amor de Viviany Surí Vega

 

¡Hola! ¿Qué tal están?

La poesía es un género literario dedicado a la manifestación de la belleza y de los sentimientos por medio de la palabra; y no voy a engañar a nadie, a mí personalmente no me gusta mucho, sino que prefiero la prosa.

sábado, 8 de enero de 2022

Diseño e implementación de una GUI: Parte 1 Entrega 2

 

¡Hola! ¿Qué tal están?

En la entrega anterior de este tutorial sobre diseño e implementación de una GUI usando QBasic, terminamos poniendo nuestra primera ventana (diseño original del GIMI de Sebastian Mate), sobre la pantalla de nuestra computadora; sin embargo, y obviando todavía no podemos hacer nada con la ventana mostrada, si realizaron el experimento de crear más de una de ellas como les recomendé en dicho texto, habrán notado por lo menos un defecto evidente sin mucho esfuerzo.

sábado, 1 de enero de 2022

Amanes


¡Hola! ¿Qué tal están?

En esta entrada me gustaría proponerles la canción, Amanes, perteneciente al álbum Amanethes, lanzado en 2008 por la banda sueca de metal gótico, Tiamat.

¿Cómo hacer un timbre de dos tonos?


¡Hola! ¿Qué tal están?

En la presente entrada me gustaría ofrecerles un circuito consistente en un timbre de dos tonos construido a partir de un par de CI lógicos contenedores cada uno de cuatro compuertas lógicas NAND de dos entradas.